martes, 10 de marzo de 2009

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO TOC

Cada día son más las personas que padecen del llamado “ trastorno obsesivo compulsivo.”. Afecta a cualquier edad y sexo. Se caracteriza por una serie de síntomas donde hay una repetición de algún tipo de acto, pensamiento. La compulsión a repetirlo aparece súbitamente y frente a lo absurdo del hecho, la persona sólo puede llevarlo a cabo, encontrando en ello una cierta calma. Los actos obsesivos son infinitos: lavarse las manos, mirar por la calle a ver si se atropellado a alguien, querer coger un cuchillo y matar a alguien de la familia – mujer o hijos-, rituales a la hora de dormir, trabajar, levantarse, contar cualquier cosa etc... La persona se siente verdaderamente mal porque no puede evitar que dichos pensamientos acudan a su mente y se le impongan frente a lo racional de la conciencia. Todas las personas tienen en mayor o menor medida algún tipo de obsesión. En este trastorno, la diferencia es que acaba afectando a la vida normal del sujeto, pudiendo impedirle salir a la calle, ir a trabajar o comportarse de manera normal en situaciones corrientes de la vida. En este tipo de trastornos, la educación ha jugado un papel decisivo respecto a la aparición de esta enfermadad. Las personas con TOC, suelen ser personas de moral y ética muy acentuada, con intensos sentimientos de culpa que le atormentan de manera contínua. Algunos psiquiatras medican a este tipo de pacientes pero ello no significa que el medicamento cure. Podemos decir, que no curan nada. El paciente con TOC, necesita llevar a cabo una regresión para profundizar en los aspectos de su infancia y adolescencia, donde algo de sí mismo ha entrado en conflicto con él y con el mundo. Muchos de estos paciente se desesperan porque no ven solución a sus problemas. El psicoanálisis viene a ser una esperanza para este tipo de personas, pues ayuda a entender el origen y la causa del TOC. Podemos decir, que la persona afectada de esta enfermedad, se la enseña a tener el control sobre ella misma, no que la enfermedad la controle a ella.