domingo, 28 de diciembre de 2008

CUANDO LA ANSIEDAD TRASTORNA LA VIDA.

Actualmente, están aumentando los casos de ansiedad y crisis de angustia, tanto en persona jóvenes como en adultos. Las crisis de ansiedad tienen una sintomatología muy definida. La persona se encuentra bien, haciendo actividades que habitualmente hace y sin saber por qué, comienza a sentirse angustiado, siente que le falta el aire o que le cuesta respirar, el corazón comienza a latir fuerte y rápido, siente mareos, junto a una sensación inminente de perder el control de sí mismo, piensa que puede morir o enloquecer. La crisis, puede durar desde segundos a varios minutos para luego desaparecer, dejando en la persona un miedo profundo junto a una gran inseguridad. Muchas personas no comprenden por qué se desencadenan dichas crisis. Por normal general, el malestar se ha ido gestando durante un tiempo hasta que aparece la crisis. Se responsabiliza a la aparición de situaciones nuevas en la vida de la persona pero lo inexplicable es por qué aparece en situaciones cotidianas de la vida. Por ejemplo, si antes iba en transporte público, ahora comienza a sentir miedo. En el trabajo, con la familia, comienzan a suceder situaciones de miedo o pánico a realizar actos que siempre fueron normales ahora, se convierten en un malestar para la persona porque cree que le puede suceder en cualquier lugar. Numerosas personas, reciben medicación como tratamiento pero no mejoran, sienten un alivio pero la crisis vuelve a suceder. Este tipo de crisis acaban por afectar la pareja, las relaciones personales, familiares y laborales, porque la persona cada vez siente más miedo y busca refugio en la soledad.
Actualmente el tratamiento más efectivo, son las sesiones de terapia psicoanalítica dispensadas por un psicoanalista. Los tratamientos psicológicos y psiquiátricos no dan buenos resultados, según la experiencia de los propios pacientes, porque la causa de la ansiedad y de las crisis de angustia, tienen su origen en situaciones, recuerdos, sentimiento y emociones inconscientes, de manera que hasta que no se sacan a la conciencia no se sabe qué es lo que tanto asusta a la persona para llevarla a tener una crisis de ansiedad o de angustia. Una terapia psicoanalítica para la curación de la ansiedad suele durar entre tres y seis meses, a razón de una sesión de terapia por semana.

6 comentarios:

Roser Brunet dijo...

Entre 3 y 6 meses no vas a conseguir nada. Como vas a entender todo tu pasado en 3 o 6 meses, para eso se necesita mucho más tiempo. Además tienes que pensar que no pierdes el tiempo sinó que ganas mucho ya que gracias al psicoanálisis vas a lograr saber quién eres.

De hecho, yo lo recomiendo a todo el mundo que tenga un poco de interés en sí mismo.

alfredo dijo...

pero desde esa perspectiva, se niega el caracter fiosiologico de la ansiedad. hay que comprender, creo, que el conocer la causa no soluciona, porque el paciente sabe que es lo que le molesta.

que propone el psicoanalisis como cura? es posible el cambio?

Roser Brunet dijo...

Creo que la cosa funciona así:

Tienes un número indefinido de traumas, cuando alguna cosa te recuerda alguno de estos traumas el cuerpo se pone en alerta y aparece el miedo que se expresa físicamente en forma de temblores, sudores, etc.

Cuando logras entender de dónde procede cada uno de estos miedos y los interelacionas cuando aparece el miedo se desbanece porqué el cuerpo ha entendido el motivo de esta agitación. Eres capaz de razonar tu miedo.

Miedo tenemos todos. Lo que importa es saber racionalizarlo. Cuando sufres de ansiedad no puedes hacer esto porque te quedas abrumado por la incomprensión. Sin ningún motivo aparece un ataque de pánico mientras paseas por la playa por ejemplo.

agch06 dijo...

Roser me parece muy pertinente tu comentario, soy psicoanalista y realmente no es posible definir los tiempos en los que pueda tratarse y superarse algún problema, ya que cada quien tiene su tiempo de comprensión y elaboración de su síntoma y cada síntoma tiene un significado único y distinto para cada persona.

agch06 dijo...

La ansiedad repite un estado de conciencia alterado que evoca de forma inconsciente situaciones o pasajes vividos como traumáticos acaecidos con anterioridad; el punto es que lo que se "revive" en el momento actual es la intensidad de la sensación y pocas veces un recuerdo consciente, sin embargo el psicoanálisis permite crear este puente que ayuda a la comprensión de la persona de su síntoma y con ello se abre el camino para la elaboración del mismo. Soy psicoanalista y puedo asegurar que el tratamiento no se reduce a la toma de un fármaco sino que va más allá e implica otros aspectos de la realidad y la historia de vida del paciente.

Julio dijo...

Estoy iniciando una terapia de Psicoanálisis para controlar mis crisis de ansiedad, aunque todavía tengo algunas dudas. Por favor ayúdenme a entender si esta es la mejor opción y si en efecto hay una cura?
El haber dejado de fumar hace 4 meses puede haber ocasionado que las crisis sean más frecuentes? Tengo 37 años y fumé desde los 15.
Muchas gracias por sus comentarios.
Saludos,