domingo, 10 de octubre de 2010

INSONMIO INFANTIL

En un Congreso sobre Psicoanálisis, muestran un caso dónde una jóven de 11 años padecía de terrores nocturnos e insomnio a mitad de la noche. Durante un año había recorrido consultas de psiquiatras y psicólogos y no lograban entender la persistencia del síntoma. Acude a un psicoanalista y en tan sólo dos sesiones la jóven logra dormir. Ni los psiquiatras ni los psicólogs se les había pasado por la cabeza estudiar el aspecto y el desarrollo psicosexual de la jóven. Numerosos jóvenes de edades comprendidas entre los 8 y los 12 años presentan multitud de síntomas que guardan relación con su desarrollo psicosexual, entendiendo por tal, el comienzo de su etapa sexual. En estos casos, nos encontramos con jóvenes adolescentes que tienen pensamientos o fantasías mas grandes de lo que su capacidad cognitiva les permite asumir, lo cual perturba su desarrollo emocional. El psicoanálisis, analiza todos estos aspectos y los tiene en cuenta, no solo en niños, sino también en adultos y población geriátrica. El despertar de la sexualidad, así como su desarrollo y evolución, son la clave del mas del 90 % de los problemas mentales y ello se debe a lo importante que es para el ser humano su sexualidad y la de las de las personas que le rodean. Se descuida este estudio por pudor e ignorancia. La sexualidad y todas sus variantes siguen siendo tabú no solo para los pacientes, sino para muchos especialistas. Esto lleva a un diagnóstico equivocado de la enfermedad mental. De ahí que la terapia no se enfoque adecuadamente. El psicoanálisis es una ciencia que está mas avanzada que el pensamiento actual sobre la enfermedad y la salud mental. Si a esto le añadimos la enorme influencia de los laboratorios sobre la medicina, podemos decir, que cada día hay mas personas con graves problemas mentales que no se curan porque no entienden de dónde proceden el trastorno de su estado anímico. Con el tiempo, el psicoanálisis se acabará implantando en la Seguridad Social y las personas encontrarán alivio a su dolor, y podrán recuperar la alegría de vivir.