domingo, 10 de enero de 2010

PSICOANALISIS EDUCACION Y SALUD

Llama mucho la atención, que el la sociedad en que vivimos, no haya una cultura de salud mental establecida desde la temprana infancia. Todavía el Ministerio de Educación y Ciencia no ha incluido dentro de la etapa educativa de niños, adolescentes y jóvenes adultos una asignatura que haga referencia al conocimiento de la psiquis. Recuerdo, hace 25 años, cuando esta terminando Formación Profesional, tuve el privilegio y la suerte de tener una profesora que nos daba Humanística. Esta mujer, se dedicó todo el año, a enseñarnos la teoría psicoanalítica sobre el funcionamiento mental. Éramos casi 20 alumnos y aquellos conocimientos nos sirvió a todos para ser otras personas y pensar nuestro futuro con más seguridad, porque si algo nos enseñó Cristina fue que todo lo que le sucedía a las personas, comenzaba y terminaba en uno mismo. Con 19 años, haber aprendido que mi destino lo iba a escribir yo, me hizo ser otro hombre. Mis miedos, mis inseguridades eran hacia el desconocimiento que sentía hacia mis propias emociones, sentimientos, afectos y deseos. Cuando aprendí el origen de mis emociones y sobre todo de mis pensamientos, el mundo y la vida dejó de asustarme. Muchas veces me he preguntado porqué se enseña biología y no se enseña el funcionamiento de la mente. Cuantas enfermedades y trastornos de la personalidad se podría evitar si se enseñara a la persona a entender cómo funcionan sus procesos psíquicos. Viviríamos de otra manera porque la realidad interna es más poderosa que la realidad exterior. Es nuestra psiquis la que nos paraliza, la que nos asusta, la que nos impide avanzar. Sin embargo, cuando entendemos nuestros procesos mentales, la energía de nuestra mente es la que nos ayuda a poder todo lo que nos propongamos. Todos tenemos un poder ilimitado dentro de nosotros que no utilizamos. Cuando dicen los científicos que sólo usamos el 20% de nuestro cerebro, es lo mismo que decir que sólo utilizamos el 20% de nuestra energía. Se puede vivir mejor, cuando uno tiene el manejo de su propia vida y la vida de uno es la vida que uno puede pensar. Las cosas, cuando van diferente a como queremos tiene que ver más con lo que deseamos inconsciente que con lo que queremos conscientemente. Querer y desear pueden ser sinónimos de las mismas cosas pero a veces, lo que queremos no es lo que deseamos y lo que deseamos, es lo que queremos. Doy gracias al psicoanálisis por haberme abierto las puertas del entendimiento de la vida y de las personas.