domingo, 24 de mayo de 2009

EL ORIGEN DE LA NERVIOSIDAD

Hace unas semanas, en una conferencia sobre LA NERVIOSIDAD MODERNA, me preguntaban qué aspectos influían más sobre nuestro estado anímico. Yo respondí que el mundo va más deprisa de lo que el hombre puede asimilar. Cuando esto sucede, los cambios se viven con miedo e inseguridad. No debemos olvidarnos que estamos expuestos no solo a lo que el mundo nos exige, son también a nuestras exigencias internas, a veces, más influyentes que las externas. Cuando se produce un cambio exterior, algo de nosotros también debe cambiar para poder adaptarnos a dicho cambio. Esto, no siempre ocurre de manera rápida. Y si tenemos en cuenta lo que dijo Eistein: “ … es más fácil desintegrar un átomo que modificar un pensamiento “, podemos decir que es más fácil que cambie la realidad que nosotros mismos. Y aquí es donde quiero centrar la cuestión de hoy. Aproximadamente cada 200 años, aparece un nuevo pensamiento que modifica la manera de vivir y entender lo humano. En 1900 aparece un texto de Sigmun Freud: La Interpretación de los sueños”. Dicha obra, logra desarrollar un concepto, cuyo conocimiento, es vital para entender la psiquis humana. Hablamos del Inconsciente. El inconsciente es una parte noble de nosotros mismos, donde residen los recuerdos, los pensamientos, la memoria, los sentimientos, los afectos. El no conocer dicha parte, hace que no entendamos nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestras reacciones frente a las otras personas. Es cuando nos sentimos extraños frente a nosotros mismos y creemos que dentro de nosotros existe algo que no podemos controlar y que a veces nos controla. Esta sensación, nos pone nervioso y hasta puede llegar a alterar nuestro equilibrio emocional. En el colegio, en la universidad, no nos enseñan de la esencia que está compuesta nuestra alma. Si nos conociéramos mejor no tendríamos los conflictos ni con el mundo ni con nosotros mismos que a veces, nos desequilibran la vida. Cada vez que entendemos algo, nos sentimos aliviados. Si cada día las personas se angustian más, es porque no comprenden sus reacciones, sus emociones, sus sentimientos, su desesperanza, su impotencia, sus errores. Todo se halla en el inconsciente. Y comprenderlo, es comprender a esa sombra de nosotros mismos que siempre nos acompaña. O nos estudiamos más a nosotros mismos, o seguiremos viviendo en la ignorancia. Es una decisión, que todos deberíamos tomar. El autoconocimiento, produce transformación de la realidad. Tenemos la realidad que podemos pensar. Y lo que no podemos pensar, no podemos llegarlo a realizar.