domingo, 18 de octubre de 2015

¿QUÉ ES UN PADRE? ( 3ª parte)


El respeto y el temor al padre  posicionan  al niño y a la niña frente a  la función de la virilidad. Una posición paterna  excesivamente permisiva o pasiva puede impulsar a que los hijos  inclinen sus preferencias sexuales hacia una elección de objeto homosexual.
Las mujeres casadas en segundas nupcias con hijos de una primera relación pueden tener,  a veces,  problemas para tolerar las intervenciones de su nueva pareja sobre ellos. El padre, independientemente de que sea o no sea el padre biológico,  es mas  una función que una figura física. Por tanto, da igual quien la ocupe siempre y cuando esté bien llevada a cabo. De hecho,  muchos niños consideran a   su segundo padre  mejor que al primero, lo que tiene que ver con la credibilidad que la madre le otorgue en su  nuevo cometido. Si ella lo  acepta y lo asume  como tal , el niño también lo aceptará.
Las funciones que el  padre ejerce   tienen que ver con la introducción de la Ley y con el  amor a lo social.  Su tardía aparición lleva al niño a darse  cuenta de  que el amor de la madre, en realidad, es el padre  y que él procede de la unión de ambos.   El amor, tanto materno como paterno,  tiene como significado la generosidad y representa  para el  hijo un DON DE AMOR.
Un padre ama a su hijo de manera incondicional,  sin pedirle nada a cambio y sólo quiere para él  que  se desarrolle como ser humano.  Por eso,  lo único que se puede hacer por el padre es amarlo.
En algunas circunstancias, puede ocurrir que  encontremos  mujeres  que  les impidan situarse adecuadamente en su función de padre.  Es el caso de las llamadas MADRES OPACAS que se interponen  para no dejar  pasar a través de ellas, la palabra del padre al niño.  Son madres auténticamente neuróticas que solo viven para sus hijos sin importarles para  nada el resto del mundo. Nunca  dejan intervenir al padre  en  las actividades  educativas y si  lo hacen, se toman el cuidado  de anular, despreciar  o desprestigiar sus opiniones  ante el hijo y  la sociedad.
En contraposición, la variante sana serían  las llamadas MADRES TRANSPARENTES,  mujeres que valoran y respetan  la figura paterna y permiten el  necesario pase  de la Ley del Padre.
Cuando en el niño no se ha instalado adecuadamente la función paterna, debido a una posición desvalorizada del  padre   o a la intervención de  una madre opaca, aparecerán   importantes trastornos psíquicos durante  su desarrollo emocional e intelectual que afectarán gravemente a su futuro.

Que la función del padre no exista , equivale  a decir: “ Si Dios no existe,  entonces todo está permitido “. ( Los Hermanos Karamázov. F. Dostoievski. )