domingo, 27 de julio de 2014

¿QUÉ ES EL PSICOANALISIS?

Psicoanálisis es el nombre:
1- de un método para la investigación de procesos anímicos incapaces de acceder a ellos de otro modo.
2- de un método terapéutico de perturbaciones neuróticas.
3- de una serie de conocimientos psicológicos adquiridos que constituyen una nueva disciplina científica.
En los años 1880-1881 el Doctor José Breuer tuvo sometida a tratamiento a una muchacha que había enfermado gravemente de histeria en ocasión de hallarse prestando su asistencia a su padre durante una larga y penosa dolencia. El cuadro patológico se componía de parálisis motoras, inhibiciones y trastornos de la conciencia. Se empleó con ella el hipnotismo y se comprobó que una vez que la sujeto comunicaba las ideas que la dominaban, volvía a su estado psíquico normal. Se dejó de utilizar el método hipnótico porque con el tiempo, la paciente volvía a padecer los mismo síntomas que anteriormente padecía. Esta debilidad del método hipnótico hizo profundizar el estudio de los fenómenos histéricos hasta darse cuenta que tras los síntomas corporales se hallaba siempre un factor afectivo de intensa significación y que no se podía descargar en la conciencia por un camino normal, de manera que dicho estado afectivo emocional tomaba caminos indebidos y derivaba su manifestación en síntomas corporales (a este hecho se le denominó “conversión”), bien en dolores musculares, de cabeza, diversas alteraciones metabólicas, nerviosas como jaquecas, cefaleas, etc…
Tras abandonar la técnica hipnótica se observaba que el paciente, descansando sobre un diván y con los ojos cerrados, era capaz tras asociar mediante las ideas que le venían, de ir hallando el camino que le llevaba a las ideas relacionadas con su síntoma. Este mismo mecanismo que el paciente hace con la asociación de ideas que le viene sobre la significación de sus sueños, era el método necesario para poder acceder a los contenidos inconscientes que el paciente reprimía. Se pudo observar que dichos contenidos inconscientes, cuando aparecían en la conciencia, normalmente eran desechados por la conciencia o sometidos a una rigurosa crítica de manera que la propia persona rechazaba de su conciencia. Cuando se le indicó al pacientes que comunicara todo aquello que le venía a la mente, sin necesidad de rechazarlo o criticarlo, las asociaciones verbales acaban mostrando el contenido inconsciente que tanto perturbaba la vida anímica del paciente.
Así mismo, se pudo observar que dentro de las manifestaciones neuróticas, tales como la histeria, las neurosis obsesivas, el contenido de asociaciones que aparecían en la conciencia tenía que ver más con hechos fantaseados que acontecidos en la realidad. De ahí pudo mostrarse que no eran los hechos traumáticos los que producían los síntomas neuróticos, sino los hechos fantaseados o imaginados por el paciente la causa de sus conflictos vivenciales. Este importante paso permitió que la técnica psicoanalítica evolucionara hasta concebirse cómo un método terapéutico donde la figura y la formación del psicoanalista era fundamental para encontrar un sentido a los síntomas del paciente, donde se logra comprender que son la sustitución de algo inconsciente intolerable para la conciencia. Freud llega a establecer un paralelismo entre los sueños y la formación de síntomas. De manera que el mismo mecanismo de formación de los sueños, es el mismo mecanismo de la formación de síntomas en el paciente neurótico.
La neurosis con sus síntomas asociados, siempre son la expresión de conflictos entre el yo y aquellas tendencias sexuales que el yo encuentra incompatibles con su integridad o con sus exigencias éticas.
El psicoanálisis nunca ha pretendido ser una panacea ni hacer milagros. Dentro de la actividad médica produce importante resultados en cuestiones médicas y sobre cuestiones psíquicas es el que mejores y mas duraderos resultados da aunque jamás sin un gasto proporcional de trabajo y de tiempo.
La finalidad del psicoanálisis es analizar los deseos reprimidos causantes de su malestar, robustecer a su yo y ahorrarle el gasto psíquico que sus conflictos internos le acarrean, hacer de la persona lo mejor que se pueda con arreglo a sus disposiciones y capacidades y hacerle tener mas capacidad de rendimiento y disfrute.