domingo, 29 de junio de 2014

¿SABES PARA QUÉ SIRVE LA ENERGÍA SEXUAL?

Si hablamos de empresa, hablamos de grupos de personas, pactos, objetivos, fines, beneficios. ¿Nos hemos hecho alguna vez la pregunta qué energía conexiona a todas las personas para la obtención de un fin común.? Así mismo ¿nos hemos preguntado qué mecanismo mentales se ponen en funcionamiento para lograr que algo no funcione o simplemente se rompa?
Estamos hablando de la libido que es la energía sexual que todas las personas tienen en su interior y es el motor que activa el deseo para realizar las cosas así como para atentar contra ellas.
Los cursos de formación empresarial que actualmente se implantan, los coaching emocionales, la gestión del valor, etc…. son palabras vacías de contenidos porque nadie se atreve a hablar de la SEXUALIDAD DE LA EMPRESA, de la sexualidad de los directivos, los políticos, los grupos de trabajo etc… Y es esta sexualidad la que hace producir los éxitos empresariales, los fracasos, los matrimonios, las decisiones políticas hasta las crisis de un país.
Cuando hablamos de sexualidad dejamos claro desde el psicoanálisis que entendemos por sexual el contacto, el modo de relacionarse con los otros. Y todos sabemos que frente al otro, se despiertan deseos, emociones de todo tipo. La mayoría de dichos afectos, sentimientos o deseos son inconscientes y la persona no lo percibe porque está en juego su sexualidad infantil. Siendo así que sin un método verdaderamente efectivo que pueda analizar dichos procesos inconscientes las personas no toman conciencia de su sexualidad infantil. ¿y qué entendemos por sexualidad infantil? Entendemos como todo aquello que interrumpe el progreso humano, las relaciones, los proyectos, la economía, etc…
Si queremos actualizarnos vamos a abrir los ojos y los oídos a lo verdaderamente efectivo que es trabajar con la sexualidad humana dentro de las empresas. Las experiencias llevadas a cabo con empresas dentro del ramo del textil, banca, jurídico, construcción, farmaceútica, etc… muestra cómo el psicoanálisis de empresa viene a ser el método e instrumento más cercano a la sexualidad de las personas. ¿por qué no podemos pensar en sexualidad empresarial, de pareja, de los directivos, de los grupos de trabajo? Si realmente todo son interacciones entre personas deberíamos saber que las personas según se atraigan o se rechacen fomentan la productividad o su contrario. Quiero decir que hasta la Segunda Guerra Mundial, el psicoanálisis dio un cambios en lugares de la cultura, la ciencia, lo empresarial y que después quedó silenciado hasta nuestros días y hoy nadie sabe ni quiere saber de la sexualidad humana, cuando lo sexual es la causa del 100 por 100 de los trastorno humanos, tanto culturales como personales.

Por lo tanto hay que volver al psicoanálisis, a entender que lo humano es sexual y la negación de la propia sexualidad así como de la sexualidad ajena es causa de problemas sociales y personales.