domingo, 4 de abril de 2010

LA EFECTIVIDAD DEL PSICOANALISIS

Desde los tiempos de Freud, hace ya más de un siglo, el psicoanálisis ha evolucionado en muchos aspectos. Las concepciones actuales que tienen muchas personas sobre la terapia psicoanalítica es que está en desuso, es larga, todo lo relaciona con la sexualidad, etc. Nada más incierto. Numerosos campos sociales- política, deportes, medicina, etc.- desde hace ya unos cuantos años, saben que hay una parte inconsciente de la personalidad que se manifiesta y que puede ser causante de problemas en la vida individual o social del individuo. En política es fácil comprobar cómo la manifestación inconsciente de la personalidad de los políticos, puede hacer ganar votos o perderlos. En deporte vemos cómo un equipo de fútbol cuando tiene problemas internos, se manifiesta en la cancha. En medicina, cada vez, son más las dolencias que tienen una causa psíquica. Es decir, actualmente, ya todos sabemos que algo hay más allá de nosotros en nosotros mismos, que no controlamos y que por desconocimiento de esa parte inconsciente nuestra, podemos encontrarnos con dificultades a la hora de vivir. Cuando una persona comienza una terapia psicoanalítica, empieza a ver esta parte de sí misma. Darse cuenta de la procedencia de todos los conflictos y dificultades dentro de la personalidad, ayuda a tener otra fortaleza psíquica. Y el psicoanálisis da importancia a la sexualidad, entendiendo como tal no solo la genitalidad, sino la manera de relacionarse las personas con el mundo que no deja de ser una manifestación de la sexualidad. Cerrar los ojos al psicoanálisis es permanecer ciego antes un mundo que ya reclama la vigencia del inconsciente sobre la vida cotidiana.