domingo, 14 de febrero de 2010

SINDROME DE HIPERACTIVIDAD EN NIÑOS

En el último año he visto a diez niños que venían diagnosticados y medicados con el síndrome de hiperactividad por sus pediatras. Las edades oscilaban entre los 4 los 10 años. Los padres decidieron consultar a un especialista porque la idea de medicar a sus hijos no les parecía muy normal. Los resultados de la terapia psicoanalítica donde se trató al menor y se acompañó de unas pautas de actuación para los padres fue cien por cien efectiva en un periodo de duración que se extendió entre 2 y 6 meses. Los niños que venían medicados se les retiró la medicación y se mantienen en observación una vez al mes para valorar la efectividad del tratamiento. En todos los casos se detectó una serie de alteraciones en el comportamiento y en la personalidad que tenía que ver con una inmadurez o aceleración en el desarrollo psicoemocional y/o psicosexual del menor. Una vez evaluado y trabajado los aspectos inconscientes de dicha afectación, los menores comenzaron su mejoría. Así mismo, en jóvenes púberes que comienzan a acercarse a la adolescencia y que presentan una conducta antisocial, se detectaron igualmente rasgos de inmadurez o aceleración en su desarrollo psíquico. Se tratan igualmente con terapia psicoanalítica acompañando de unas pautas directivas a los padres y todos ellos logran una mejoría inmediata desde la primera sesión de tratamiento, logrando mejoras definitivas entre seis meses y un año de tratamiento. Actualmente, el tratamiento más efectivo para el síndrome de hiperactividad y conducta antisocial y sin riesgos para la salud de los menores, es la terapia psicoanalítica