domingo, 1 de noviembre de 2009

FALSOS MALTRATOS FAMILIARES

Existen los falsos maltratos familiares, es decir, cuando una de las partes denuncia por malos tratos a la otra parte, para obtener algún beneficio, ya sea económico o emocional. Soy especialista en Peritajes Judiciales Psicológicos y los dos últimos casos que perité, en uno de ellos, me encontré a una mujer que mintió para obtener una importante cuantía económica a su ex marido y en el otro caso, ella sentía tanto odio hacia el marido por un asunto de infidelidad, que le denunció por maltratos, para obtener la custodia de sus dos hijos. Ambos casos, gracias a la prueba pericial, se demostró que fueron malintencionados. Me llama poderosamente la atención que sabiendo que la denuncia está basada en hechos falsos, cómo se puede llegar a mentir sabiendo que van a condenar a prisión a la otra parte. ¿Hasta donde llega el odio humano o la falta de escrúpulos? Hablando con Jueces y abogados, el asunto de los maltratos, se empieza a tomar mas seriamente, en el sentido que se busca la fiabilidad de un testimonio y aunque la actuación Policial suele ser rápida, los Jueces empiezan a ser más cautos, porque se lleva detectando una conducta en ciertas mujeres supuestamente maltratadas, que tratan de sacarle partido a la situación. Aconsejo ante toda situación de maltratos, que se pida una prueba pericial por parte de un especialista acreditado en Pericias Judiciales. Cuando se falsea un testimonio, hay que recurrir a un verdadero profesional que sepa cuestionar a la parte denunciante para valorar la fiabilidad o no de la denuncia. Más de un hombre se ha salvado de varios años de prisión, al desenmascarar la falta de escrúpulos de su pareja gracias a la Prueba Pericial Psicológica.