lunes, 31 de agosto de 2009

LA CULPA PUEDE HACER ENFERMAR

El hombre vive entre el mundo exterior y su mundo interior. Alguna vez te habrás preguntado qué es lo que puede enfermar la mente de una persona. La respuesta es debida a los conflictos que se originan entre las exigencias del mundo interior y el mundo exterior. Todos tenemos una parte dentro de nosotros mismos que se denomina el inconsciente. Es la parte donde se hallan los sentimientos, los recuerdos, las pasiones y los deseos. Nuestra manera de ser y de vivir, está regulada por nuestra moral y por nuestra ética. Todos tenemos conciencia de los conceptos de lo que es bueno y malo. Sin embargo, el hombre es capaz de entrar en conflicto consigo mismo porque a veces lo que desea o quiere choca con su moral o la moral del mundo. Los conflictos con la moral producen el llamado sentimiento de culpabilidad. Es de los sentimientos mas misteriosos y más complejo de estudiar, ya que su funcionamiento, regula nuestra vida. Todas y cada una de nuestras acciones son analizadas por nuestra moral. La culpa nace cuando las personas tienen, sienten o desean actos contrarios a su moral. Esta culpa solo se calma mediante algún castigo. Por eso, muchos de los síntomas mentales guardan relación con la aparición de esta culpa, que solo se calma o se aminora sintiendo un enérgico castigo. La culpa es capaz de llevar a una persona a buscar el castigo o la penitencia. Muchas parejas infieles se hacen descubrir por sus parejas y de esta manera forzar el abandono o la ruptura. Ciertos pensamientos agresivos se vuelven contra uno mismo y la agresión que se quería hacer al otro, recae sobre uno mismo. Desear el mal a otros puede acabar haciendo que el mal se cierne sobre uno. Y esto no se debe a fuerza sobrenaturales. Es el mismo hombre el que se castiga y el que se perdona.