domingo, 28 de junio de 2009

TETRO: UNA PELICULA SOBRE LA IMPORTANCIA DEL PADRE

Ayer vi Tetro, la última película de Francis Ford Coppola. Me pareció realmente impresionante, la maestría de este Director hablando sobre verdades humanas. El personaje sufre. Hay una búsqueda de un padre ideal que nunca llega a su vida y esto es causa de una forma de vivir, amar, relacionarse con la vida. El psicoanálisis ha venido a dar lugar al nombre del padre, como un lugar verdaderamente necesario para el desarrollo psicoemocional del ser humano. Una inmensa mayoría de vidas rotas, de fracasos en el amor, de impotencias creativas tiene que ver con la buena o mala relación que todo hombre y toda mujer tiene con su padre. Un padre, debe dejar crecer a sus hijos y en algún momento, todo padre debe apoyar la iniciativa de desarrollo de su hijo mostrándose también humano. Un padre, representa la Ley, el orden. Es lo que separa al hijo de la figura de la madre cuando esta no deja separarse al hijo de ella. Digamos que gracias a que hay padre, hay cultura, desarrollo social y humano. Los estudios dicen que los psicóticos, así como la mayoría de los esquizofrénicos, son personas con padres débiles o madres muy protectoras que más que hacer bien, hacen daño al desarrollo del hijo. Un padre, debe ser categórico en su función, se le debe amar porque es transmisor del orden y la cultura. Y el respeto al mismo es el fundamento de la civilización. Os aconsejo ver esta película, porque es una película humanizadora. Las críticas sin fundamento hechas por algún crítico hacia la película, hacen más referencia a los problemas personales que esos críticos tienen con la figura de sus propios padres. Ya lo dijo la Biblia: es más fácil ver la paja en ojo ajeno que la viga en el ojo propio.